El componente conocido como Isotretinoina que se encuentra en medicamentos para tratar el acné produce alteraciones mentales y daños hepáticos.

El director del Centro de Información en Medicamentos de la Universidad Nacional, José Julián López, señaló que los estudios revelan que este componente tiene cuatro efectos adversos sobre las personas.

“Produce resequedad en los ojos que puede ocasionar daños visuales, daño hepático que no es visible pero que progresivamente puede ser fatal, malformaciones al feto en mujeres gestantes, y desórdenes psiquiátricos manifestados por depresión e ideas suicidas”, indica José Julián López.

El experto señaló que las agencias regulatorias hacen un estudio sobre los beneficios y efectos adversos. En este caso, a pesar del balance, se ha permitido su comercialización porque es eficaz en el tratamiento del acné.

Sin embargo, se recomienda a las personas solo utilizar un medicamento que contenga este compuesto como última opción en el tratamiento de un tipo de acné específico y bajo supervisión dermatológica.

“El mensaje a los jóvenes es que este medicamento no se puede tomar como primera opción, siempre adquirirlo con fórmula médica y no comprarlo por Internet o por sugerencia de algún amigo y, lo más importante, bajo supervisión médica para que se apliquen los controles del caso”, sostuvo el experto de la Universidad Nacional.