La policía británica confirmó que la sustancia con la que fueron envenenados un hombre y una mujer, que se encuentran en grave estado, es el agente Novichok, un químico de procedencia rusa con el que también fue atacado el exespía Sergéi Skripal junto a su hija.

Este neurotóxico es tan potente que Los Skripal permanecieron durante semanas en el hospital de Salisbury, el mismo en el que ahora están ingresados los dos ciudadanos afectados.

El episodio fue catalogado por las autoridades como un «incidente importante» que está bajo investigación pero que no supone riesgos sanitarios significativos para la gente.

Varios lugares de la localidad y alrededores fueron acordonados como medida de precaución y se dio avisó a los vecinos de que se aumentará la presencia policial en la zona.