Una comisión del Departamento de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres se trasladó hasta la vía a Titiribí, suroeste antioqueño donde cayeron 300 mil metros cúbicos de tierra y piedras sobre la quebrada Sinifaná. El material acabó con la vía, secó el caudal y deja en riesgo que se provoque una avalancha.

«Esto tiene un represamiento en masa en la quebrada La Sinifaná, lo que provoca que se seque totalmente la quebrada, y entonces hay este represamiento y se debe evacuar a varias familias tanto del municipio de Titiribí, de Venecia y de Bolomboló», dijo Juliana Palacio Bermúdez, directora del Sistema de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres –Dapard. 

Incluso se alertó a los encargados de la construcción de Hidroituango, ante la posibilidad que la creciente llegue al proyecto por el río Cauca.

«Alertamos también al proyecto Hidroeléctrico Ituango porque puede haber una avenida torrencial que afecte los caudales del río Cauca y los municipios aguas abajo», sostuvo Palacio. 

«El agua, cuando se llene el embalse, va a pasar por encima de la presa y a erosionar su propio canal nuevamente», indicó Hernán Vélez, ingeniero geólogo Dapard.

En Antioquia son 14 los municipios afectados por la temporada de lluvias. En Caucasia se decretó la calamidad pública por las inundaciones. Ocho municipios están en alerta roja por deslizamiento y cinco en alerta roja por crecientes de ríos.