En alerta se encuentran las autoridades de Gestión del Riesgo en el Atlántico por el bajo caudal del río Cauca. El río Magdalena ha disminuido su caudal esta semana en 3.7 metros y las bocatomas en Suan y Ponedera se ven afectadas por bajo caudal del río.

Graves son los descensos que se han presentado en el río Magdalena en los últimos días.

«En el último mes hemos tenido un descenso de 3 metros con 7 cm, una cifra bastante significativa; un bajo bastante alto pues que nos ha llevado a intensificar los trabajos de plan de contingencia», indicó Edinson Palma, subsecretario de Gestión del Riesgo.

Publicidad

Las autoridades en el Atlántico no desconocen la situación de Hidroituango con el cierre de la segunda compuerta que ha afectado los niveles del Magdalena.

Actualmente la oficina de Gestión del Riesgo viene adelantando uno a uno dragados para no tener inconvenientes en la prestación del servicio de agua potable. El descenso en el río afecta varias actividades económicas en el departamento.

Según este escenario, el nivel del río puede seguir disminuyendo. En el 2016 para esta época del año se alcanzó un descenso de nivel de un metro con 43 cm y el histórico frente a este escenario fue un metro con 15 cm.