13/12/2017

Un informe difundido por la Unión Internacional de Telecomunicaciones de Naciones Unidas revela cifras preocupantes sobre el aumento de desechos electrónicos a nivel global.

De acuerdo al estudio realizado, el 76 % de los aparatos desechados en 2016 fue a parar a rellenos sanitarios o incineradores.

Los equipos pequeños como aspiradoras, microondas, radiocasetes o juguetes electrónicos  acumularon  16,8 millones de toneladas de basura, seguidos por los grandes aparatos como lavadoras o fotocopiadoras, con 9,2 millones de toneladas, los equipos de comunicaciones pequeños como celulares y  tabletas acumularon 3,9 millones de toneladas.

Durante el 2016 los desechos electrónicos alcanzaron las  44,7 millones de toneladas, un 8% más que en el año 2014. De toda la basura generada solo se reciclo el 20%.

El informe atribuye el incremento de basura electrónica a la caída de los precios de los dispositivos y al incremento del poder adquisitivo en varios países.

Redacción Internacional CM&