Una nube de polvo procedente del desierto del Sahara ingresó al territorio de El Salvador, por lo que las autoridades medioambientales piden precaución a la población porque dicho fenómeno representa un riesgo para las personas alérgicas o asmáticas.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales informó de que, según el cálculo realizado por imágenes de satélite, “se observa la llegada de polvo del Sahara débil a El Salvador”, lo que provocará que el ambiente sea caluroso u opaco y se observará una disminución de lluvias sobre el país.

Señaló que el polvo afectará a la nación centroamericana al menos hasta el 20 de junio e indicó que “este fenómeno puede ocurrir en cualquier momento del año, principalmente en los meses del verano austral”.

El Ministerio advirtió que “no se descarta que, como ha ocurrido en otras ocasiones, el polvo que viene de África pueda contener bacterias, virus, esporas, hierro y otros contaminantes que recoge a su paso por zonas desforestadas del norte de África”.

Por lo anterior, la entidad gubernamental pidió a la ciudadanía, en especial a las personas que sufren de alergias o asma, tomar las medidas de protección necesarias para evitar el brote de enfermedades.