El presidente Juan Manuel Santos se refirió a la neutralización de Roberto Vargas Gutiérrez, alias ‘Gavilán’, segundo al mando del Clan del Golfo, y aseguró que por el paradero de este individuo se ofrecía una recompensa de 500 millones de pesos pues “era un objetivo de alto valor para la Fuerza Pública”.

Al Clan del Golfo les digo: sométanse a la justicia o la alternativa es que todos irán cayendo, uno tras uno. Tarde o temprano, pero caerán. Las instrucciones que les he dado a nuestros comandantes, al señor Ministro de Defensa, es esa: contundencia contra esta organización”, sostuvo el mandatario.

Agregó además que este resultado es el más importante que se ha logrado en contra del Clan del Golfo en los dos últimos años y reportó que a esta organización criminal las autoridades le han capturado 1.500 de sus integrantes.

Fue insistente en que “seguirán cayendo. Tarde o temprano seguirán cayendo, porque estas Fuerzas que tenemos, sus capacidades, su entrenamiento, sus equipos, su inteligencia, garantizan a los colombianos que cualquier enemigo de estas Fuerzas, cualquier enemigo de la sociedad colombiana que quiera delinquir, caerá bajo su contundencia”.

Alias ‘Gavilán’ fue guerrillero y luego perteneció a las Autodefensas Unidas de Colombia, de la cual se desmovilizó en 2005. Posteriormente retornó a sus andanzas en el mundo del narcotráfico hasta convertirse en el principal socio de Dairo Antonio Úsuga, alias ‘Otoniel’, principal cabecilla del Clan del Golfo.

Con este operativo, ya son 70 los cabecillas neutralizados.

Redacción Internet – CM&