La decisión fue dictada por el Juzgado Único Penal del Circuito de Descongestión de Bogotá por el homicidio de la docente Ana Rubiela Villada en 2001.

Villada Rodríguez había desaparecido el 27 de septiembre de 2001 cuando se desplazaba desde su residencia, a su trabajo en la vereda Alto Pijao, jurisdicción de Sevilla y su cuerpo en estado de descomposición fue encontrado un mes después en la misma zona.

El fallo además, obliga a Evert Veloza García, alias ‘HH’ y  Elkin Casarrubia Posada, alias ‘El Cura’, del Bloque Calima de las AUC a pagar una indemnización de 300 salarios mínimos legales mensuales vigentes, a los hijos de la víctima.