“Otoniel”, extraditado el miércoles desde Bogotá, se declaró este jueves “no culpable” ante una jueza del tribunal de Brooklyn en Nueva York, que instruye su caso por narcotráfico.

Dairo Antonio Úsuga David, alias “Otoniel”, compareció esposado y vestido con un buzo naranja –el que llevan los presos en las cárceles de Estados Unidos– ante la jueza federal Vera M. Scalon.

La magistrada le informó de sus derechos y le leyó los cargos de narcotráfico que pesan en su contra: “empresa criminal continuada” y “conspirar para manufacturar y distribuir cocaína”.

En contexto: Nuevas imágenes del traslado sorpresivo de alias ‘Otoniel’

Un tercer cargo, uso de armas para el tráfico de droga, fue desechado debido a que no está incluido en los términos de la extradición del colombiano.

Si es hallado culpable por el jurado que le juzgará, en un proceso cuya fecha está aún por determinar, puede ser condenado a cadena perpetua. El próximo 2 de junio está prevista la próxima audiencia.

Hasta que se celebre el juicio, el acusado, permanecerá detenido debido a su “peligrosidad” y al “alto riesgo” de fuga, dijo la jueza.

Poco antes, el abogado, Arturo Hernández, que estuvo a su lado haciendo de traductor, había informado de que no presentarían una petición de libertad bajo fianza.

“Creía que era intocable, hasta ahora”, dijo el fiscal federal del tribunal de Brooklyn, Breon Peace, que advirtió que “nadie está por encima de la ley”.

Llegado a Nueva York en la noche del miércoles, la justicia estadounidense acusa a Úsuga de que actuó como líder de alto nivel dentro del CDG desde su inicio, aunque fue el “líder supremo” durante “los 10 últimos años”.

Le puede interesar: Clan del Golfo lidera paro armado en Antioquia tras extradición de Otoniel: vías bloqueadas y buses quemados

Tras recordar que Estados Unidos enfrenta una “devastadora” crisis de sobredosis, la jefa de la DEA, la agencia contra la droga estadounidense, Anne Milgram, indicó que más del 90% de la cocaína que llega a Estados Unidos procede de Colombia.

“La DEA no se detiene ante nada para investigar y desmantelar las redes criminales que amenazan la seguridad y la salud del pueblo estadounidense”, dijo, tras explicar que la agencia lleva casi 20 años investigando a Otoniel.

Según Milgram el CDG colaboró con los cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación, mexicanos, para introducir droga en Estados Unidos. Estos últimos, dijo, son los “responsables de la mayoría del fentanilo” que llega a Estados Unidos, principal causante de las muertes por sobredosis.

“La cocaína del Clan del Golfo está a menudo mezclada con el fentanilo de los cárteles mexicanos, creando una letal combinación que mata a estadounidenses”, sostuvo.

Para dar una idea de la gravedad, la acusación asegura que el cártel colombiano trató de introducir más de “90 toneladas” de cocaína en Estados Unidos con un valor de más de “2.000 millones de dólares”.

A través de su abogado, Arturo Hernández, Otoniel renunció a solicitar su libertad bajo fianza mientras comienza el juicio y pidió que ese proceso sea con jurado.