La Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia negó la tutela que presentó el exsenador Álvaro Ashton en contra de la Sala Penal de esa misma corporación judicial, con la que pretendía que se suspendieran los procesos que se adelantan en su contra por presunta parapolítica y corrupción.

En la acción judicial, Ashton quien se encuentra privado de la libertad, argumentó que la Sala Penal que está actualmente, ya no tiene competencia para investigarlo, pues el acto legislativo 01 de 2018 creó la doble instancia para aforados, y en este ordenó la creación de una nueva Sala que se encargará en primera instancia de conocer las investigaciones que existan contra congresistas y demás aforados. Por lo que a juicio de Ashton, es esa nueva Sala y no la actual quien debe investigarlo.

No obstante, la Sala Civil rechazó estos argumentos al indicar que la Sala Especial de Instrucción, aún no ha comenzado a funcionar, pues la Corte Suprema de Justicia está en ese proceso de selección de sus integrantes, lo cual permite a la actual Sala Penal mantener la facultad de adelantar y tomar decisiones dentro de los procesos que existan contra aforados.