No cayó bien la decisión del Banco de la República de aumentar las tasas de interés. El gobierno criticó la medida, y buen parte de los analistas opinan que puede causar más inflación de la que puede controlar.

Aunque hay también quienes defienden la medida, los entendidos -en su mayoría- creen que el impacto se sentirá en el bolsillo de los colombianos y que el costo de vida podría seguir subiendo.

El alza en las tasas de interés afectará a los créditos vigentes que tengan cláusula de reajuste

“para el ciudadano común y corriente que ya tenía un crédito controlado y concluido, pero con cláusula de reajuste le va a subir un cuarto de punto, o el que va a tomar uno nuevo pues le va a salir más encarecido”

La medida adoptada por el Banco De La República, podría impactar no sólo en la generación de empleo, sino también en el consumo de los bienes durables

“esta persona que saca un crédito va a encontrar que los pagos mensuales van a aumentar, va a advertir que las posibilidades de crédito se van a reducir”

La senadora Cecilia López asegura que la medida puede traer  beneficios a largo plazo

“no creo, a corto plazo que tenga un impacto muy grande, y a largo plazo sí tiene un efecto positivo porque sí se frena, los créditos de viviendas no van a subir”

Sin embargo, muchos analistas temen que la medida del banco de la república en lugar de ayudar, cause alzas en los alimentos porque los costos del crédito pueden repercutir en el precio final.