Sabana de Torres, en el Magdalena Medio, tuvo una de las selvas tropicales más ricas de Colombia, pero la presión de la agro-industria ha traído consigo la reducción del bosque nativo.

No obstante, además de la autoridad ambiental, en Sabana de Torres existe un Cabildo Verde, que cumple las funciones de veeduría ciudadana, para explicarle a la ciudadanía los impactos de esas actividades agrícolas.

“Cuando se afecta la cobertura vegetal empieza a afectarse lo que son los nichos biológicos y hay un efecto domimó, sobre la afectación, entonces puede haber un desplazamiento de fauna”, explica James Murillo, director Cabildo Verde.

Y adicionalmente, en sus áreas rurales se asentó una de las autoridades académicas del departamento en materia ambiental, el exdirector de la maestría de Ingeniería Ambiental de la UIS, de su Centro de Estudios de Investigaciones Ambientales y promotor de la discusión nacional e internacional sobre el tema.

“Dirigí el Seminario Internacional de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible en sus 16 versiones. En Colombia es difícil que un seminario pase de uno, dos y se llegó a 16 y todavía sigue”, cuenta el profesor ambientalista, Leonardo Acevedo.

Ese es su problema, pues a quien sus vecinos, el Cabildo y la alcaldía responsabilizan por el más reciente ataque contra la naturaleza es precisamente al ambientalista de más prestigio académico en el departamento.

“Tumbó árboles, acabó con variedad de animales que ya no aparecen por acá, como ya se ha denunciado, osos hormigueros, pájaros, de todo, fuera de eso, lo principal es que secó una quebrada, una fuente hídrica, asegura Leonor Morales.

Publicidad

La Alcaldía dispuso de sus técnicos y del apoyo del Escuadrón de Carabineros, para verificar el daño ambiental y sorprendió en el predio a un buldozer con sus palas en la maza y ordenó el arresto de su operario.

“Pero pues obviamente la Ley en Colombia a veces es para el más guevón o el más pendejo y desafortunadamente al día siguiente la Fiscalía dejó libre a la persona”, cuenta el alcalde.

Rodrigo Vásquez, ingeniero agrónomo: había realizado arrastre no solamente de material vegetal, sino de tierra, el cual en unas partes se ve fue depositado en el lecho o cauce de una afluente hídrica.

El profesor admite que lo que hizo, lo hizo por exceso de agua, que ha puesto en peligro sus búfalos y sus palmas africanas. Pero su teoría es que el planeta no se va a calentar más por lo que pase en su finca.

“En una hectárea no caben corrientes hídricas, no se puede atentar gravemente contra el cambio climático, ni se pueden extinguir variedades o especies de flora y fauna, es un escándalo”, asegura Acevedo.

Alcalde señala que: “a todos se nos hizo muy extraño que lo estuviera siempre en su situación, pero pues igual cada quien es libre de hacer sus diferentes actividades dentro de la tierra y si cometió un error tendrá que de alguna u otra forma subsanarlo”.

El asunto es ahora objeto de un litigio judicial, en el que él aspira a convencer a un juez de que sólo reaccionó frente a una emergencia.

Pero es consciente de que lo que está en juicio en la consistencia entre su carrera académica y su emprendimiento latifundista.

“De pronto van a decir que los ambientalistas decimos una cosa y hacemos otra”.

Gracias por elegir la independencia.

Recuerde que puede ver Noticias UNO los sábados, domingos y festivos a las 8:00 p.m. por el Canal 1programa ganador de nueve premios India Catalina.

El noticiero es dirigido por Cecilia Orozco y presentado por Mábel LaraGermán Arango y Cristina Hurtado.

Lea aquí más informes de Noticias UNO