El vicepresidente Angelino Garzón, aludió motivos personales y familiares por los cuáles no aceptará el cargo de embajador de Colombia en Brasil, igualmente ha pedido excusas al presidente Juan Manuel Santos y a la población colombiana.

«Debo confesarles que la decisión que he tomado no es nada fácil. La única razón que me ha motivado a hacerlo es la de obrar de acuerdo a mis principios y con toda la libertad y transparencia que siempre me ha motivado», indicó Garzón.

Sin embargo, se presume que esta decisión corresponde al anuncio de Santos de tener a Vargas Lleras como fórmula vicepresidencial, debido a que después de la presentación oficial, Garzón dijo que el gobierno debe preocuparse más por la gente y menos por el cemento, criticando el plan de vivienda popular de Vargas Lleras.

Publicidad

A pesar de esto, el presidente de la Cámara de Representantes, Hernán Penagos, indicó que no hay por qué generar falsas alarmas frente a una existente inestabilidad entre Santos y Garzón.

“El vicepresidente siempre ha sido una persona que ha opinado conforme ve las situaciones del país y eso no debe ser un hecho que genere crisis o inestabilidad en el Gobierno. Ese es un tema menor que no debe entenderse como falta de relaciones entre presidente y vicepresidente”, señaló Penagos.

Angelino Garzón ha asegurado que el próximo Presidente contará con todo su apoyo una vez deje la Vicepresidencia el próximo 7 de agosto.