Ante el Tribunal de Arbitramento de la Cámara de Comercio de Bogotá, la Agencia Nacional de Infraestructura radicó la solicitud de nulidad del contrato de la Ruta del Sol tramo dos con el concesionario Consol, luego del escándalo de los sobornos de Odebrecht.

Luis Fernando Andrade afirmó que “la herramienta que estamos utilizando es una demanda de nulidad ante el tribunal de arbitramento, este tipo de tribunales toman decisiones más rápidamente y esperamos tener una decisión en firme en los próximos meses”.

El Gobierno Nacional también anunció que está trabajando en la caducidad de todos los contratos de Odebrecht en Colombia.

Los cerca de cuatro mil trabajadores del Concesionario Consol salieron a manifestar en las poblaciones de Aguachica, Puerto Boyacá y Cimitarra porque tienen temor de quedarse sin empleo ante la anunciada cancelación del contrato de la Ruta del Sol.

Publicidad

En el caso de Aguachica, César, donde funciona el principal campamento del concesionario, ya comenzaron a rodar las primeras cabezas.

La nómina de empleados le pide al gobierno buscar una salida jurídica para que la sanción a Consol no implique que cuatro mil familias se queden sin sustento económico. Allí trabaja personal en la construcción de los 528 kilómetros de asfalto que conectarán el centro con el norte del país.

Luis Fuentes afirma que “no tenemos culpabilidad de lo que esté pasando con los que estén haciendo su robo, sus cuestiones, nosotros no tenemos culpabilidad en eso. ¿Qué queremos nosotros? Que la empresa nos amplíe la obra de trabajo para nosotros seguir adelante y sostener nuestros sustentas de nuestras familias”.

El tramo dos de la Ruta del Sol, según el contrato que firmó el gobierno en 2009, debería entregarse el primero de abril de 2017. Sin embargo, la obra se ha consolidado en un 52%. El retraso tiene enfrentados al concesionario y a la ANI en el tribunal de arbitramento de la Cámara de Comercio de Bogotá, donde Consol pide 700 mil millones de pesos.