Quien dice ser Aníbal Guerra, uno de los mayores opositores a la política de restitución de tierras del gobierno, no es Aníbal Guerra. Esta identidad es falsa y su nombre real es Juan Carlos Guerra Blandón como se comprueba en su cédula de ciudadanía.

Aunque se presenta como líder de la Asociación campesina del Magdalena Medio y como defensor de los ocupantes de predios despojados del Cesar, su lugar de nacimiento es Medellín, Antioquia.

El nombre de Guerra se hizo popular cuando compartió tarima en San Ángel, Magdalena con el entonces Procurador Ordóñez que respaldó a los compradores de predios desalojados por los paramilitares.

Allí también estuvo el presidente de Fedegán quien sugirió que los campesinos eran guerrilleros. Quien se hace llamar Aníbal, aplaudió sus palabras y aseguró que se haría matar por la restitución.

Publicidad

Aníbal Guerra ha liderado una maratónica gira para deslegitimar la ley de restitución de tierras a la que acusa de ser falsa como su nombre.

En mayo del año pasado, alias Aníbal convocó junto a la Representante María Fernanda Cabal, al primer acto de resistencia civil que inició el expresidente Álvaro Uribe en Bogotá.

Mientras la congresista uribista hacía lo mismo en el Congreso. El día del debate de tierras Aníbal ingresó al Congreso, pero su nombre nunca quedó registrado. Por el contrario, quedó en evidencia su verdadera identidad Juan Carlos Guerra Blandón que coincide con su documento. Según los registros, alias Aníbal ingresó al despacho de la Representante María Fernanda Cabal.

Juan Carlos Guerra Blandón quien se hace pasar por Aníbal, es compañero de causas de Jaime Restrepo quien se define como un patriota uribista.

Alias Aníbal y El Patriota, acusaron al expresidente de la Corte Suprema Yesid Ramírez, de haber recibido 32 mil millones de pesos por no extraditar a un narcotraficante. Aníbal y El patriota fueron acusados de injuria y calumnia, y por orden de un juez tuvieron que retractarse de dañar el buen nombre del magistrado, también víctima de las chuzadas del DAS a la Corte.

Ahora Aníbal es señalado de falsificar su identidad para criticar la que él llama la falsa restitución, aunque según la Unidad, no aparece como reclamante de ningún predio.