Según lo dio a conocer la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, se suspendieron los permisos de actividad petrolera en al área de influencia del Pozo Lisama 158 debido al último derrame de crudo que se presentó hace algunos días.   .

La entidad aseguró a través de un comunicado que las actividades son suspendidas “de forma preventiva” hasta tanto no cuenten con los análisis técnicos suficientes que determinen la inexistencia del riesgo ambiental en la zona.

La Anla manifestó que la emergencia ambiental “aún no se puede considerar superada”.

«Sobre los hechos ocurridos el 2 de marzo pasado se adelanta un proceso sancionatorio ambiental contra Ecopetrol», concluyeron.