La cumbre Iberoamericana que se celebró en Cartagena, fue el escenario para ratificar el apoyo internacional al acuerdo de paz alcanzado con las Farc. El presidente Santos aprovechó para llamar la atención sobre la premura que se requiere para ponerle un punto final a las discusiones con el No.