Sin imaginarse que muy pronto le tocaría enfrentar al Papa cara a cara, el senador Uribe criticó al pontífice en el senado cuando se pronunció a favor del plebiscito.

El expresidente en una especie de respuesta al llamado del papa a votar por el Sí, dijo que tenía el alma herida y acudió a una instancia superior: la virgen María.