Los paisas se caracterizan por su consagración al trabajo, por eso no deja de ser exótico que en Itaguí se celebre el Día de la Pereza.

La verdad, es que perecear es delicioso y en Itaguí lo saben.

Así celebraron los antioqueños el día mundial de la pereza

Y es que sin temor, muchos se atrevieron a salir tal como levantaron para realizarle una oda a la pereza

“Vinimos con mucha pereza”

Considerada uno de los pecados capitales y el pase directo al infierno, hoy no tuvo clasificación…

“Esta fiesta es para que se la goce todo el mundo”

Muchos encontraron en ella, la única oportunidad para abandonar el trabajo y dedicarse al ocio.

“Mucha fuerza, mucha motivación”

Los adictos al trabajo no fueron invitados.

“Estas fiestas son las mejores del mundo”

Y es que la pereza se ha convertido en una agenda envidiable para cualquier trabajador

“Yo vengo caliente, no me quiero ni mover de aquí”

Por eso hoy más de uno se olvido de trabajar, trabajar y trabajar, y se dedicó a perecear, perecear y perecear.