Durante el aniversario del COLMIL, la escuela de oficiales del Ejército, el mandatario boliviano aseguró que aunque su país es pacifista y que no piensa “provocar, ni agredir” a nadie, tiene todo el “derecho de defenderse” ante agresiones y provocaciones de otro país. E insistió que es "obligación del Gobierno Nacional modernizarnos para defendernos si hubiera alguna provocación de algún país vecino".

El presidente Morales dijo que con el convenio entre EEUU y Colombia se quiere “provocar y controlar para saquear los recursos naturales”. Los gobiernos de Ecuador, Venezuela y Bolivia han sido los principales oponentes del Acuerdo, porque ven la presencia de EEUU como una invasión a Suramérica.

Morales aseguró que el trámite del crédito con Rusia está “muy avanzado” y que pretenden “modernizar y equipar al Ejército con cerca de 100 millones de dólares".