Hoy muchas ciudades del mundo apagaron sus luces durante una hora para ahorrar energía y llamar la atención sobre el calentamiento global. Esta noche Bogotá se unió, aunque de manera muy modesta, a esta iniciativa mundial.

La hora de la tierra comenzó en Sydney, Australia, donde nació la idea del apagón mundial que pretende hacer más visible el problema de la menazas del cambio climático. Cuando apenas amanecía en Colombia, la casa de la opera y el puente del puerto en Sydney iniciaron el apagón, allá, eran las 8 de la noche, la hora en la que las cerca de 400 ciudades, según su zona horaria debían quedar a oscuras por el planeta. Londres, Roma, San Francisco y Toronto también apagaron sus luces en los lugares más emblemáticos, en solidaridad con la campaña. pero no solo las ciudades se hicieron presentes en la jornada. google, el portal de búsquedas de Internet permaneció con un fondo negro durante todo el día y una invitación a unirse a la hora por La Tierra. En marzo de 2007, cuando Sydney celebró la hora de La Tierra por primera vez, sus habitantes lograron ahorrar el 10% de la energía de la ciudad, que según los estudios que se hicieron ese día, fue equivalente a retirar 48 mil carros de las vías publicas durante 60 minutos.