De acuerdo con Sofía Gómez, después del paso del huracán María, en la isla de Dominica el 95% de las casas se quedaron sin techo y pasó de ser un hermoso paraíso a ser un paisaje desolador. 

Hasta el momento, la apneista ha logrado recaudar $20 mil dólares, pero asegura que aún hace falta más ayuda.