La justicia británica aplazó hasta junio la vista sobre la extradición a Estados Unidos de Julian Assange por cargos de espionaje, este jueves cuando su abogado afirmó que el fundador de WikiLeaks tiene problemas de salud.

Estados Unidos presentó 18 cargos contra el australiano de 47 años, que vivió casi siete años refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, donde fue detenido el 11 de abril después que Quito le retirase el asilo y la nacionalidad ecuatoriana.

Desde entonces, Suecia reabrió una investigación de 2010 por presunta violación contra Assange y podría presentar su propia solicitud de extradición.

Un tribunal de Londres celebró el jueves una breve vista en la que aplazó la revisión de la petición de extradición estadounidense hasta el 12 de junio.

La jueza Emma Arbuthnot afirmó que Assange se encuentra «no muy bien» y que la próxima audiencia podría tener lugar en la prisión de Belmarsh donde cumple una sentencia de 50 semanas por haber violado las condiciones de su libertad condicional británica al refugiarse en la legación ecuatoriana en 2012.

WikiLeaks expresó por su parte una «grave preocupación» por el estado de salud de Assange, afirmando que fue trasladado al pabellón sanitario de la cárcel.