La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia dio vía libre a la extradición de Antonio Aldemar Ávila Acevedo, quien es requerido por Estados Unidos por delitos relacionados con narcotráfico.

La decisión la tomó la corporación judicial al determinar que se cumplieron con los requisitos mininos de la petición de extradición.

Ávila Acevedo conocido con el alias “Tony” o “El Enano”, haría parte, según el escrito de acusación de Estados Unidos, de una organización de narcotráfico encargada de “coordinar cargamentos de varias toneladas métricas de cocaína desde Colombia hacia América Central, para introducción final en los Estados Unidos”, la cual venía funcionando desde 2017.

Agrega incluso el indictment que desde aproximadamente junio de 2017 y de manera continua a partir de entonces, Antonio Aldemar y otro grupo de personas “a sabiendas e intencionadamente se combinaron, se concertaron, se afiliaron, y acordaron con otros, (…) distribuir, a sabiendas e intencionadamente, cinco kilogramos o más de una mezcla y sustancia que contenía una cantidad detectable de cocaína, ilícitamente en los Estados Unidos”.

“La investigación realizada (…) identificó una organización de narcotráfico que coordinaba cargamentos de varias toneladas métricas de cocaína desde Colombia hacia América Central, para introducción final en los Estados Unidos, y también en Europa. La organización de narcotráfico se valía de embarcaciones de naviero marítimo de los puertos ubicados en el norte de Colombia, en particular en el Puerto de Santa Marta” agrega el escrito de acusación contra ‘Tony’.

Señala además, que en dicha investigación se identificó a Ávila Acevedo “como el cabecilla de la organización, y como persona que obtenía grandes cantidades de cocaína de fuentes de suministro en Colombia. Ávila ocasionaba que esta cocaína llegaba y pasaba por el Puerto de Santa Marta en Colombia al sobornar, o provocar a otros a que sobornaran, a funcionarios de seguridad y del orden público en el Puerto. De ahí la cocaína se oculta en contenedores, que se cargan en embarcaciones marítimas comerciales, y se envía desde Colombia hacia destinos en todo el mundo, incluso Guatemala, que sirve como punto de traspaso”.

Revela además que “la organización de narcotráfico organizó un envió de aproximadamente 1.773 kilogramos de cocaína para entrar al Puerto de Santa Marta, Colombia. El envío iba con destino a Guatemala, un lugar común para el transbordo de cocaína a ser introducida en los Estados Unidos”.

Publicidad

“En torno al 19 de agosto de 2017, en Santa Marta, Colombia, o en sus alrededores, (…) y (…) le suministraron al agente infiltrado aproximadamente $56.700,00 en dólares de los Estados Unidos, por concepto de remuneración por sus esfuerzos por intentar el envío de 1.773 kilogramos de cocaína”, narra parte del documento.

Igualmente según las investigaciones realizadas Antonio Aldemar Ávila Acevedo, habría tenido relación con el entonces mayor de la Fuerza Aérea de Colombia (FAC) Fabián Andrés Leiton Vargas Leiton, requerido también por narcotráfico.