Bolivia presenció hoy el referendo, que empieza a reconocerle autonomía a la región de Santa Cruz de la Sierra, la más rica del país.

Aunque la posibilidad sigue siendo lejana, para algunos observadores, hoy puede estar comenzando la división del país en dos Bolivias.

Desde muy temprano la consulta en Bolivia comenzó con violencia.

Simpatizantes del gobierno de Evo Morales y opositores a favor del referendo,  se enfrentaron varias veces.

También hubo quema de urnas y de papeletas.

Publicidad

El referendo convocaba al pueblo de Santa Cruz, el departamento más grande y más rico de Bolivia a votar para lograr un estatuto de  autonomía que le permita a la región manejar la justicia y los recursos, de manera independiente.

Evo Morales, presidente de Bolivia siempre ha considerado ilegitimo el referendo que de todos modos, contó con el reconocimiento de la ONU y de la OEA.

Analistas internacionales consideran sin precedentes la acción, pero a su vez se alarman por considerar que este no es el momento político adecuado para tomar esa clase de decisiones que repercutirán en violencia política y étnica, pues en Santa Cruz mandan los terratenientes y en Bolivia son los indígenas, los que más apoyan a Evo Morales.

La jornada dejo al menos 50 heridos y se habla de un muerto durante los enfrentamientos.