Las comisiones terceras conjuntas del Senado y Cámara aprobaron en primer debate el proyecto de Ley de Alivios Financieros para pequeños y medianos productores del campo.

Dicho proyecto permite acuerdos de recuperación y pago de cartera que estuvieran en mora antes del 30 de junio de 2020.

Según el ministro de Agricultura, Rodolfo Zea, el proyecto “pretende ayudarle a cientos de miles de campesinos, para que normalicen su situación con los bancos y vuelvan a ser sujetos de crédito”.

Con este, se busca aliviar las obligaciones financieras de aquellos pequeños y medianos productores agropecuarios, pesqueros, acuícolas, forestales y agroindustriales afectados por fenómenos fitosanitarios, zoosanitarios, y biológicos.

Esto por la caída severa y sostenida de ingresos, afectaciones climáticas y en general otras causas que hayan afectado su actividad productiva y de comercialización, impidiéndoles cumplir sus obligaciones crediticias.

Con esta medida, se pueden beneficiar cerca de 140.000 deudores.

Publicidad

¿Qué sigue?:

La segunda apuesta del proyecto de Ley es facultar a la Junta Directiva del Fondo de Solidaridad Agropecuario (FONSA) para aplicar descuentos al valor total de la deuda.

Esto aplicará para las obligaciones de deudores que hayan sido beneficiados anteriormente con el FONSA.

Con esta medida, se apoyarán a más de 56.000 deudores.

En tercer lugar, el proyecto permite a la Comisión Nacional de Crédito Agropecuario determinar las condiciones de pequeño productor categorizándolos por cadena productiva y permitiendo así el acceso de los pequeños a los beneficios para dicha categoría.