Uno de los proyectos de la actual administración de Bogotá es la construcción de un sendero ecológico en los cerros orientales. La infraestructura tendrá 80 kilómetros de longitud y, además, según ha asegurado el alcalde, serviría de rompe fuegos y acceso a zonas donde actualmente es difícil llegar.

Justamente allí la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, descubrió que personas inescrupulosas están quemando árboles de la zona de reserva para la comercialización de carbón.

Laura Duque afirma que “una disposición de seis piletas de carbón vegetal que estaba siendo elaborado de manera clandestina para distribuirlo a diferentes restaurantes”.

La CAR y la Policía encontraron que la principal sede de operación y elaboración de carbón es en la vereda Quiba de Ciudad Bolívar, donde fueron capturadas cuatro personas que conformaban la banda.

Publicidad

“No solo queman árboles sino que están quemando también estibas, están quemando madera que encuentran arrojada en las calles, dejada por otras personas, es madera que ya ha sido utilizada”, afirma Duque.

La directora de la CAR Bogotá alertó que consumir alimentos cocinados con la quema de dicha madera puede traer consecuencias sobre la salud de los usuarios de los restaurantes del sur de Bogotá.