La selva del Amazonas que produce un 20% del oxígeno de la tierra arde desde los últimos 17 días provocando la reacción mundial y dejando daños devastadores.

Brasil registró entre enero y las tres primeras semanas de agosto 71.497 focos de incendio, el mayor número para el período en los últimos siete años, y poco más de la mitad de los cuales se reportaron en la Amazonía, la mayor selva tropical del mundo.

El número de focos de fuego en lo que va de este año es en un 83 % superior al del mismo período de 2018, según los datos divulgados por el estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), que contabiliza los incendios con la ayuda de imágenes de satélite.

Según los cálculos del organismo, de los focos de incendio registrados hasta el 18 de agosto, 38.228, es decir el 52,5 %, fueron detectados en estados de la Amazonía.

Le puede interesar: Diez datos para entender la importancia de la Amazonía en el mundo

El 30,1 % de los focos (21.942) se registró en el Cerrado, como es conocida la sabana brasileña y que cerca la Amazonía, y el 10,9 % (7.943) en el Bosque Atlántico, la región boscosa que bordea la mayor parte del litoral del país.

Publicidad

El estado más afectado, con 13.641 focos, es el de Mato Grosso, que se extiende por gran parte de la Amazonía.

Bolsonaro culpa a las ONG por incendios en la Amazonía

El presidente Jair Bolsonaro insinuó este miércoles que las ONG podrían haber provocado los incendios que afectan a la Amazonía y otras regiones de Brasil para «llamar la atención» contra su gobierno por haberles suspendido recursos.

«Puede estar habiendo, sí, puede, no lo estoy afirmando, una acción criminal de esos ‘oenegeros’ para llamar la atención contra mi persona, contra el gobierno de Brasil. Esa es la guerra que estamos enfrentando», afirmó Bolsonaro a periodistas a la salida de su residencia oficial en Brasilia.

El mandatario no explicó en qué basaba sus sospechas, pero aseguró que esas organizaciones, que según él representan intereses extranjeros, «están sintiendo la falta de dinero», después de que el gobierno suspendiera recursos que les eran asignados.

Abucheos al ministro de Medio Ambiente de Brasil en la Semana del Clima

El Ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, fue recibido este miércoles con fuertes abucheos y al grito de la «Amazonía se quema» durante el plenario de apertura de la Semana del Clima de Latinoamérica y Caribe que se celebra hasta este viernes en la ciudad brasileña de Salvador.

Salles fue increpado públicamente por activistas durante la cita promovida por organismos globales y regionales y que sirve de antesala de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP-25), que se celebrará el próximo mes de diciembre en Chile.

Un grupo de unas diez personas irrumpió en la sala durante el inicio de la ceremonia y cargó contra la política medioambiental defendida por el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, quien se ha mostrado partidario de la explotación comercial de la Amazonía y la reducción de la fiscalización en áreas protegidas

Movimiento internacional protestará frente a embajadas de Brasil por incendios forestales

Los integrantes del movimiento Juventudes por el Clima se plantarán el viernes frente a las embajadas de Brasil en todo el mundo para reclamar al Gobierno del presidente Jair Bolsonaro acciones contra los incendios forestales que se están produciendo en la región amazónica de ese país sudamericano.

Este «no es un problema local», sino un «problema que tiene repercusiones globales», asevera en un comunicado la organización juvenil, que insta a los políticos de todo el mundo a tomar medidas y denunciar la destrucción de ese ecosistema esencial.

«Aunque somos de muchos países y culturas diferentes, y tenemos visiones diferentes del mundo, todos nos mantendremos unidos detrás de un objetivo común: expresar nuestra consternación y enfado por las políticas del Gobierno brasileño que aceleran enormemente la crisis climática», agrega el comunicado.

En Ecuador llaman a protestas para que Brasil detenga incendios en Amazonía

Varios colectivos ambientalistas han convocado en Ecuador a unas protestas para exigir al Gobierno de Brasil que detenga la expansión de los voraces incendios en la Amazonía que, según información de varias ONG, han alcanzado niveles históricos.

Auspiciados por el colectivo español «Extinction Rebellion», grupos ambientalistas ecuatorianos han convocado para el próximo viernes a un «plantón» en los exteriores de la Embajada de Brasil en Quito, para exigir al Gobierno de Brasilia, y a otros de la región, la aplicación de «medidas urgentes» para controlar y evitar los incendios.

«La Amazonía está en llamas y exigimos a los gobiernos que tomen medidas urgentes», señala el mensaje en las redes sociales que ha circulado hoy en Ecuador y que se difunde con el nombre de #EmergenciaClimática.

Llega a Perú humo de los incendios en Bolivia y en la Amazonía de Brasil

La humareda de los peores incendios forestales que afectan la Amazonía de Brasil y a Bolivia desde hace más de dos semanas llegó a algunas provincias amazónicas del Perú, informaron este miércoles a la Agencia Efe fuentes del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) de Madre de Dios.

Se trata de «una capa fina de humo» que apareció desde el lunes en el cielo de la provincia amazónica de Tambopata, situada en la región de Madre de Dios, «por efecto del aire que llega desde Brasil y Bolivia», según indicaron desde Madre de Dios, región peruana fronteriza con Brasil y Bolivia.

Por ahora solo es percibida por la población con un olor «aún no potente», por lo que por ahora las autoridades regionales no han tomado ninguna medida de emergencia y la calidad del aire es vigilada por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) y otras instituciones competentes.

Por su parte, el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) descartó que el gran incendio que se expande en la región boliviana de Santa Cruz represente peligro para el territorio peruano.

De acuerdo con un informe del Instituto del Hombre y el Medio Ambiente de la Amazonía (Imazon), que desde hace 28 años estudia la región, la tasa de deforestación en la selva brasileña creció un 66 % en julio pasado, aunque ese porcentaje llega al 278 % según las proyecciones del INPE.

El aumento de tala de árboles en el pulmón verde del planeta ha llevado a Noruega y Alemania a suspender partidas destinadas al Fondo Amazonía, dedicado a la protección ambiental en Brasil y del que ambos países son los principales patrocinadores.

¡No las compartan más! Estas imágenes del incendio en la Amazonía son falsas