Antes del 28 abril, el presidente de Argelia, Abdelaziz Buteflika, dejará su cargo por motivos de salud renunciando así a un quinto mandato.

Tras el anuncio de su dimisión, el Gobierno argelino aseguró que, antes de abandonar su cargo, el mandatario, de 82 años, tomará medidas importantes para garantizar el funcionamiento de las instituciones del Estado durante el periodo de transición.

La dimisión de Buteflika llega tras varios meses de masivas protestas en el que participaron millones de argelinos contra un quinto mandato presidencial, debido a su avanzada edad y su complicado estado de salud que le impedía dirigir la nación.

Tras la noticia, el presidente del Parlamento, Abdelkader Bensalah, deberá convocar elecciones en un plazo de 90 días.