En el “Plan Diamante” y durante el desarrollo de una operación en contra de las organizaciones de narcotráfico que delinquen en el Caribe colombiano, se incautaron 3,5 toneladas de clorhidrato de cocaína en el puerto de Amberes – Bélgica; en esta operación participaron de manera coordinada la Armada Nacional de Colombia, la Fiscalía General de la Nación y autoridades extranjeras. 

La droga incautada se encontraba en el interior de un contenedor que habría salido de Colombia a bordo del buque mercante “Cap. Beatrice” y que dentro de su itinerario visitó varios puertos en Europa antes de arribar al puerto Belga.

La cocaína pertenecía a una estructura del narcotráfico asociada al “Clan del Golfo” y se estima que el valor del cargamento en el mercado negro internacional es de cerca de 168 millones de euros.

Durante la operación se logró la captura de cuatro hombres y una mujer que estaban involucrados en llevar la carga hasta este puerto.