Un lamentable caso de maltrato animal se presentó el pasado sábado 8 de febrero en la localidad de Kennedy.

Se trata de un perrito de raza pitbull de dos años de edad que, según versiones de los ciudadanos que estaban en el lugar, observaron a dos personas que arrojaron al canino desde el puente vehicular ubicado en la Avenida Boyacá con Primera de Mayo.

Policías que hacían su labor de patrullaje lo auxiliaron y lo llevaron hasta el CAI del barrio Techo. Allí reportaron el caso a la Línea de Emergencias 123 con el fin de activar al equipo de Urgencias Veterinarias del Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal.

Foto: twitter @animalesBOG

Médicos Veterinarios del Instituto llegaron hasta el CAI, estabilizaron al canino y lo remitieron de inmediato a una de las clínicas operadoras del programa de Urgencias Veterinarias con el fin de brindarle la atención especializada que requería.

En las radiografías realizadas al perrito, los veterinarios evidenciaron la gravedad de la lesión pues presenta múltiples fracturas en su pata trasera derecha.

@animalesBOG

Actualmente el pitbull se encuentra hospitalizado, bajo observación permanente, con tratamiento ortopédico y recibe los analgésicos necesarios que permita avanzar en su pronta recuperación.

El Instituto Distrital de Protección Animal rechazó este acto de crueldad contra los animales y solicitó a las entidades competentes adelantar las investigaciones correspondientes que permitan esclarecer los hechos y sancionar a los presuntos maltratadores.

De encontrar a los responsables de este acto de maltrato animal, deberán responder ante la justicia, ya que esto es un delito contemplado en la ley 1774 de 2016 y se castiga con multas que van de 5 a 60 SMLMV y penas de 12 a 36 meses.