El llamado jefe del “Cartel del Caquetá” fue asesinado dentro de una habitación de la unidad de cardiología del Hospital 12 de Octubre, de Madrid (España).

Leonidas Vargas, alias “El viejo” se encontraba en libertad provisional  tras ser detenido en Madrid el 8 de julio de 2006, cuando portaba un pasaporte falso de origen venezolano. Entonces se alistaba para viajar hacia Alemania, donde planeaba asistir como espectador a la final del Mundial de Fútbol 2006.

El presunto narcotraficante estaba hospitalizado por un problema pulmonar, razón por la cual se encontraba en libertad a la espera de juicio, en un proceso por porte de documentación falsa.

Según las autoridades españolas, Vargas de 60 años, fue  acribillado por un hombre que le propinó cuatro disparos con un arma con silenciador.

En la década de los años noventa, Alias “El viejo” era considerado el jefe de las mafias en Caquetá, donde logró una inmensa fortuna, en su mayoría representada en extensas fincas ganaderas. Incluso, entonces se aseguró que había financiado la construcción de la plaza de toros de Florencia.

Estuvo en la cárcel de Itagüi hasta el año 2001 y en 2004, el Juzgado Primero Penal del Circuito Especializado de Descongestión de Bogotá ordenó la extinción de dominio de 104 bienes de Vargas Vargas y su núcleo familiar. Pues según la Fiscalía, las propiedades afectadas fueron adquiridas con recursos provenientes del narcotráfico.

Vargas quedó en libertad en Colombia, porque había cumplido la mayor parte de su pena, dijeron fuentes judiciales.