En Tarazá, Bajo Cauca antioqueño, soldados de la Séptima División del Ejército fueron atacados por hombres armados cuando realizaban una operación para evitar una acción criminal, que delincuentes del Clan del Golfo pretendían en contra de líderes sociales. En los hechos perdió la vida el soldado profesional Pedro Luis Naranjo Amaris.

Las tropas iniciaron la persecución y en medio de esta se logró la captura de uno de los atacantes que tenía en su poder dos armas de fuego.

En la región continúa la búsqueda de otro hombre que estaría involucrado en el hecho.