El testigo clave de la parapolítica en Antioquia, José Raúl Mira Vélez,  fue asesinado en las últimas horas en Bogotá donde se encontraba bajo el programa de protección a testigos de la Fiscalía.

El asesinado paramilitar fue quien relacionó con las autodefensas, al hoy Gobernador de Antioquia, Luís Alfredo Ramos, al ex alcalde de Medellín Luís Pérez Gutiérrez, y al General de la policía Rubén Carrillo Vanegas. Mira Vélez, ex integrante del Bloque Centauros que residía en una de las viviendas del plan de protección a testigos de la Fiscalía, fue asesinado aparentemente, por paramilitares cuando se disponía a continuar sus declaraciones contra políticos de Antioquia, Meta y Casanare.

El testigo que fue escolta de Miguel Arroyabe (el asesinado comandante del Bloque Centauros), fue también la pieza clave contra el ex Gobernador del Meta, Edilberto Castro, condenado a 40 años por los delitos de concierto para delinquir y determinador del asesinato del ex Gobernador del Meta, Carlos Sabogal, del ex candidato a esa Gobernación, Euser Rondón, y de la Diputada Nubia Sánchez.

El testigo muerto, también había denunciado que el paramilitar extraditado Carlos Mario Jiménez, alias Macaco, estaría detrás de la creación de las denominadas Águilas Negras.