El presidente Juan Manuel Santos ordenó “intensificar, con sentido de urgencia” las medidas necesarias para proteger a líderes comunales y defensores de derechos humanos y ordenó que la Fiscalía acelerara su tarea investigativa para esclarecer cada uno de las acciones violentas en contra de líderes sociales.

Publicidad

El Jefe de Estado rechazó los crímenes de los dirigentes y advirtió que “no vamos a permitir que los violentos pongan en riesgo los avances y las esperanzas de la paz”. Así mismo, anunció, que convocará un consejo de seguridad con los gobernadores de Cauca, Nariño, Caquetá, Meta y Norte de Santander, los departamentos más afectados por los homicidios.

Para el Presidente estos hechos “son una evidencia palpable, dramática, de los riesgos, de la incertidumbre, frente a la implementación del acuerdo de paz”. Por este motivo reiteró la necesidad de pasar a la siguiente etapa del agrupamiento y ubicación de las Farc en las zonas veredales de transición con el fin de “dar garantías a todos los ciudadanos de todas estas zonas”.

Santos también informó que le solicitó a la Unidad de Protección que “se reúna con las organizaciones sociales para examinar la situación de seguridad y priorizar los dispositivos de protección”.

Por último, señaló que delegados del Gobierno y la Fiscalía participarán en consejos de seguridad en los municipios más afectados, para hacer seguimiento pormenorizado a la situación.