En un hecho inédito, el Pentágono reveló que Estados Unidos sí investiga los reportes sobre un Objeto Volador no Identificado (OVNI) e incluso llegó a tener un programa de identificación de amenazas aeroespaciales.

Como sucedió con el incidente que tuvieron dos aviones de caza estadounidenses, que persiguieron un objeto oval del tamaño de un avión de pasajeros a lo largo de la costa californiana en 2004, que ninguno de los pilotos logró identificar.

Este caso fue analizado junto con otros vídeos y grabaciones sonoras sobre Objetos Voladores No Identificados por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, que admitió por primera vez que sí investiga los reportes sobre ovnis, pese a que siempre evitó discutir su posible existencia.

Así lo aseguró, Christopher Sherwood, uno de sus portavoces que le dijo al «The New York Post» que el Pentágono tenía una iniciativa gubernamental secreta bajo el nombre «Programa avanzado de identificación de amenazas aeroespaciales» que buscaba identificar fenómenos aéreos.

Y aunque la defensa estadounidense cerró ese programa en 2012, el funcionario reconoció que todavía se investigan supuestos avisos de avistamientos de aeronaves alienígenas.