Ya no es necesario tener pulso de cirujano para practicar las intervenciones más delicadas. La ciencia ya cedió esta destreza a los robots.

Da Vinci es el robot que asiste las cirugías, lo que le permite al cirujano conseguir exactitud en el acto quirúrgico.  

María Paz Azula, directora de la Clínica Los Nogales dice que “el robot se convierte en una herramienta fundamental para que el médico pueda hacer su cirugía más segura, más confiables y con mejores resultados para el paciente”.

Las intervenciones asistidas por Da Vinci en la Clínica Los Nogales ya llegan a 91 en ramas oncológicas, ginecológicas, gastrointestinales, cardiovasculares, cabeza y cuello entre otras patologías.

Los brazos que tiene el robot y su apoyo en la nueva tecnología de imágenes médicas le permiten al cirujano hacer los cortes exactos en el cuerpo del paciente.

Todas las cirugías asistidas por Da Vinci han sido exitosas y con recuperación total de los pacientes.

Noticias UNO