Arrancó en firme la implementación del cuarto punto de los Acuerdos de paz entre las Farc y el Gobierno Nacional. Se trata de la sustitución de cultivos ilícitos que prevé que en su primer año tenga efecto en 50 mil hectáreas y en el que colaborarán el Gobierno y las Farc.

Publicidad

Pastor Alape y Jaime Quintero -por las Farc- y Rafael Pardo -por parte del Gobierno- anunciaron que está listo el plan de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos.

El programa será liderado por la Presidencia de la República, en cabeza de la Consejería para el Posconflicto.

Pastor Alape afirmó que “tendrá la responsabilidad de acompañar y promover de manera directa la llegada del programa a los territorios más afectados, con el fin de socializar y afianzar su compromiso con la solución definitiva al problema de las drogas ilícitas”.

Por su parte Rafael Pardo explicó que en el primer año los campesinos podrán recibir un millón de pesos mensuales de remuneración por actividades de sustitución de cultivos, preparación de tierras para siembras legales o trabajo en obras públicas de interés comunitario; un millón 800.000 mil pesos para la implementación de proyectos de autosostenimiento y seguridad alimentaria por una sola vez y nueve millones de pesos por una sola vez para adecuación y ejecución de proyectos de ciclo corto e ingreso rápido como piscicultura, avicultura, entre otros.

El enviado por parte de Presidencia explicó que a partir del segundo año el Gobierno invertirá por familia hasta diez millones de pesos en proyectos productivos y sufragar mano de obra.