antartida calentamiento global derretimiento glaciares Proceedings of the National Academy of SciencesnoticiasFoto: Istock

Así nos afectaría el nivel mar y el derretimiento de la criósfera para el año 2100

Equipo Digital NTC - 27 de septiembre del 2019 4:44 pm

El Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC) resaltó en su más reciente informe la importancia de tomar medidas para afrontar la crisis climática.

El ‘Informe especial sobre los océanos y la criósfera en un clima cambiante‘ alerta que, si no se toman medidas para reducir los gases de efecto invernadero, para 2100 el nivel del mar podría aumentar hasta 110 centímetros.

De acuerdo con el documento, hay indicios de que el cambio del nivel del mar aumentará la frecuencia de los eventos extremos que ocurren, por ejemplo, durante las mareas altas y las tormentas intensas.

“Con cualquier grado de calentamiento adicional, los eventos que ocurrieron una vez por siglo en el pasado ocurrirán cada año a mediados de siglo en muchas regiones”, señala el informe. Esto implicaría un aumento de los riesgos para muchas ciudades costeras bajas y pequeñas islas.

Adicionalmente, este fenómeno podría significar que algunas naciones insulares se vuelvan inhabitables, según el informe.

Por esta razón, el IPCC señala que se debe mantener el calentamiento global por debajo de 2 °C.

Por otro lado, los cambios en el océano también implican un calentamiento del mismo, esto “ha generado afectaciones en la distribución y abundancia de vida marina en áreas costeras, en mar abierto y en el fondo del mar”, lo que se traduce en menor pesca, especialmente en las zonas marítimas tropicales.

El informe resalta las afectaciones que tendrían las ciudades no costeras. Para esto se refiera a el derretimiento de la criósfera, es decir las partes con agua congelada de la tierra.

El Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático resalta que los glaciares, la nieve, el hielo y el permafrost están disminuyendo y continuarán haciéndolo.

Esto significa un aumento en los riesgos de deslizamientos de tierra, avalanchas, desprendimientos de rocas e inundaciones.

La disminución de los glaciares de montaña afecta la calidad del agua río abajo, lo que trae consecuencias para la agricultura y la energía hidroeléctrica, no solo en las poblaciones cercanas a la alta montaña sino en a otras comunidades más alejadas.

De acuerdo con el informe, se prevé que los glaciares más pequeños encontrados, por ejemplo, en Europa, África oriental, los Andes tropicales e Indonesia pierdan más del 80% de su masa de hielo actual para 2100 en escenarios de altas emisiones.

 

Temas Relacionados: