30 personas resultaron heridas en la revuelta que tuvo lugar en la Plaza de Santamaría. En los alrededores de la plaza se reunieron desde temprano, no sólo animalistas sino también políticos críticos de la actual alcaldía y agitadores oportunistas.