Aunque desde hace décadas estaba diseñado renovar la cinemateca distrital de Bogotá como un centro de creación audiovisual, sólo ahora, con un compromiso financiero el proyecto empieza a hacerse realidad.