Desde las cinco de la mañana del sábado 13 de agosto, los venezolanos pudieron pasar libremente a Colombia, luego de casi un año del cierre ordenado por el gobierno de Nicolás Maduro.

Los mismos cucuteños que hace un año se unían para atender a los colombianos expulsados del vecino país, le hicieron hoy desayuno para los primeros venezolanos que pasaran la frontera.