El expresidente Álvaro Uribe deberá ir a juicio por los delitos de soborno en actuación penal y fraude procesal.

Así lo determinó la jueza 28 de conocimiento de Bogotá, tras una audiencia que duró más de 11 horas y en la que se hizo un recuento completo del proceso judicial que se inició en el 2018, en la Corte Suprema de Justicia.

Para el despacho judicial, existe una hipótesis posible que, a través de terceros como el abogado Diego Cadena, Uribe haya buscado a exparamilitares en cárceles, ofreciéndoles dádivas o beneficios a cambio de que declararan que él y su hermano Santiago Uribe, nunca han tenido nexos con grupos paramilitares y señalaran al senador, Iván Cepeda de estar fabricando testimonios en su contra.

Le puede interesar: Denuncian toma de la Universidad Nacional por grupo armado

La juez señaló que, contrario a lo que afirmó la defensa de Uribe, Diego Cadena fue el que buscó al exparamilitar Juan Guillermo Monsalve, principal testigo del caso, para convencerlo de cambiar su declaración.

En ese sentido, la juez considera que el expresidente pudo haber participado de la fabricación de pruebas a su favor.

Para la funcionaria judicial, no hay certeza sobre la veracidad de las versiones consignadas en las cartas, que entregaron varios exparamilitares, entre ellos, alias el ‘Tuso Sierra’, para el despacho, estas cartas podrían tener como propósito hacer incurrir en error a la administración de justicia.

La juez determinó que, tal y como lo han denunciado las víctimas, la Fiscalía no ha agotado su actividad investigativa en este caso, y tras su decisión, la juez, Carmen Ortiz, se declaró impedida para seguir a cargo de este proceso judicial.

Al finalizar la audiencia, la Fiscalía no apeló la decisión, por lo que le quedan dos caminos, presentar una nueva solicitud de preclusión o acusar al expresidente Álvaro Uribe Vélez y llevarlo a juicio.