En la mañana de este viernes, hacia las 6:19 a.m., fue derribada una torre de transmisión de energía en el barrio La Cruz, en el sector La Honda, en el nororiente de Medellín.

El presunto atentado provocó que se abriera la línea de transmisión de 220 kilovoltios entre las subestaciones Bello y Guayabal. Sin embargo, en este momento el servicio de energía eléctrica se presta de manera normal.

Tras el incidente, se activó el protocolo de atención y seguridad y se dio aviso a las autoridades competentes para el inicio de la investigación.

Por su parte, EPM trabaja con sus equipos técnicos en toda la logística para normalizar la infraestructura afectada.