El presidente Iván Duque repudió este jueves el “ataque cobarde del ELN” en Cubará, Boyacá que dejó tres uniformados heridos, y enfatizó que tal acción terrorista demuestra que por parte de ese grupo armado ilegal “no hay ninguna voluntad de acercarse genuinamente hacia una paz”.

El jefe de Estado afirmó, en declaración a los periodistas tras su intervención en la Cumbre de Alcaldes de Ciudades Capitales que “ellos lo que estaban buscando era atentar contra una de las unidades militares. Ellos están buscando afectar a la Fuerza Pública, porque saben que la Fuerza Pública los tiene asediados y debilitados”.

Duque reiteró que una demostración de voluntad de paz de dicho grupo debe partir de “la liberación inmediata de los secuestrados y ponerle fin a los actos criminales”.

Por último, dijo que “este país no puede seguir bajo la idea de que el ELN manda señales de hablar de paz, pero comete actos de violencia”.