Muerte y destrucción es el panorama que se vive hoy en Indonesia tras un deslizamiento de tierra provocado por una lluvia torrencial, que sepultó 30 viviendas y deja decenas de muertos y desaparecidos.

Soldados, bomberos y residentes locales apoyan en las tareas de rescate que se llevan a cabo en la isla indonesia de Java, con el propósito de encontrar posibles sobrevivientes. Sin embargo, las autoridades informaron que el mal clima obstaculiza los esfuerzos de búsqueda.

Según la Junta Nacional de Mitigación de Desastres de Indonesia, durante 2018, un total de 2.427 desastres naturales golpearon Indonesia, dejando 4.821 personas muertas o desaparecidas.