El precio para las 13 principales ciudades del país, en el caso de la gasolina motor corriente, tendrá aumento promedio de $ 45 por galón, y en el caso del ACPM, una aumento promedio de $ 89.

Con el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles, los consumidores pagarán cerca de $ 1.000 menos de lo que podría costar el galón de ACPM, sin este mecanismo de estabilización, por la alta volatilidad de los precios internacionales.

El incremento en los precios de referencia obedece, principalmente, a los cambios que se han presentado en el mercado internacional del crudo en las últimas semanas, donde se registró un aumento en su precio de 61 dólares por barril durante enero a 67 dólares en febrero del presente año.

Asimismo, se ha registrado un incremento en los precios de los refinados, en particular en la Costa del Golfo de los EE. UU., mercado de referencia para Colombia, del orden del 10 % para la gasolina y 7 % para el diésel durante el mes de febrero, esto debido a la mayor demanda estacional de combustibles en ese país. Vale resaltar que el valor a considerar como ingreso al productor del Biodiesel, utilizado en la mezcla del diésel fósil, aumentará en un 2.4 % para la vigencia desde el 9 de marzo del 2019.

El Ministerio de Minas y Energía continúa aplicando la política de precios de combustibles fundamentada en criterios de eficiencia y estabilidad, orientada a garantizar la calidad y el abastecimiento de combustibles en todo el país.