Los combustibles tendrán un incremento de precios que en caso de Bogotá será de ciento un pesos por galón.