Así lo dio a conocer el Centro Nacional de prevención de Desastre que advirtió que el nivel de alerta volcánica del Popocatépetl aumentó de amarillo fase 2 a amarillo fase 3; un cambio que sirve para instar a la población a mantenerse alerta ante una eventual evacuación.

La nueva medida se da como consecuencia de un creciente y rápido cambio de la actividad del volcán; las grandes nubes de humo y la caída de ceniza son cada vez más frecuentes.

Ante la emergencia, las autoridades han instado a la población a mantener en buenas condiciones las rutas de evacuación y atender a los simulacros.