Según el Comité Internacional de la Cruz Roja en Colombia, entre enero y marzo de este año hubo más de 110 víctimas de minas antipersonal y otros artefactos explosivos.

Para el mismo periodo de tiempo en el año 2018, esta cifra era de 48 víctimas, entre ellas, 40 civiles.

Entre enero y marzo de 2019, fueron 81 las personas afectadas, 28 civiles.

En este 2020, la cifra asciende a 118 víctimas; 83 civiles, 17 menores de edad, 35 combatientes (Fuerza Pública y grupos armados).

Los artefactos explosivos pueden ser improvisados de detonación controlada o lanzados.